Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Crece la eutanasia en Bélgica

En abril de 2010 la Universidad Libre de Bruselas dio a conocer un estudio que informa que desde la legalización de esta práctica en Bélgica, ocurrida en 2002, las solicitudes para implementarla se han casi triplicado.

El informe, dado a conocer por la agencia LifeSite, especifica que en 2002 se reportaron 235 pedidos de pacientes para que les quiten la vida. En una alarmante tendencia ascendente, el número de casos reportados creció a 428 en 2006, 495 en 2007 y 705 en el último año del que existen estadísticas conocidas, en 2008. Si la curva continuara su sentido ascendente, como presumiblemente se estima, en ésta época las cifras manejadas deberían haber superado holgadamente la triplicación de solicitudes de eutanasia reportados desde su implementación legal en el reino.

En dicho estudio se informa, además, sobre las distintas categorías de grupos que solicitan esta práctica en Bélgica. Es importante destacar que el mayor grupo es el constituido por jóvenes de sexo masculino víctimas de cáncer. Otro grupo importante, con un 18 % de solicitudes respecto del total, lo conforman las personas de más de 80 años de edad.

El Reino de Bélgica, donde la mayoría de las víctimas de la eutanasia son matadas en su casa y con barbitúricos y relajantes musculares, se promulgó el día 28 de mayo de 2002;  el 22 de junio fue publicada en el Moniteur Belge y quedó operativa el 23 de septiembre de ese año. Esta «Ley relativa a la eutanasia», es aplicable para aquéllos adultos capaces de dar consentimiento cuyas enfermedades les causen dolor físico o psicológico constante e insoportable.

Sin embargo, Lionel Roosemont dice que en su país esta práctica excede con frecuencia los límites establecidos en la ley, de manera que los médicos, muchas veces basados únicamente en su criterio personal, terminan matando a pacientes que nunca prestaron consentimiento para que les practique esta triste clase de homicidio.

Como triste testimonio, narró que él mismo tuvo que luchar para proteger a su hija todavía no nacida, Tikvah (hoy tiene 14 años), quien tiene un severo defecto de nacimiento relacionado con la hidrocefalia, de que la mataran los médicos encargados de su parto.

Esteban Caride

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar