Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Nueva publicación sobre mortalidad materna analiza tendencias globales y reitera importancia del buen cuidado obstétrico

En su edición del 26 de mayo de 2011, el New England Journal of Medicine (NEWJ 364;21, p. 1990-1993) publica un interesante artículo de Anne Paxton (Columbia University) y Tessa Wardlaw (UNICEF) que indaga sobre los avances en mortalidad materna en el mundo y sus causa

Bajo el título “¿Estamos haciendo progresos en mortalidad materna?” (Are we making progress in maternal mortality?), el artículo señala algunos hechos que permiten comprender algunas tendencias y estrategias en este tema y que contribuyen a desmitificar el usual argumento de que el aborto es la principal causa de mortalidad materna. A continuación reseñamos algunas de esas conclusiones:

Un problema común a todo el mundo: “Debemos reconocer que las principales complicaciones que llevan a la muerte durante el embarazo o el parto son igualmente comunes entre todas las mujeres, sin considerar el lugar donde viven”.

El problema principal es la falta de tratamiento: “Las mujeres que mueren de estas complicaciones son generalmente aquellas que carecen de acceso a tratamiento”.

Las hemorragias, principal causa de mortalidad materna en todo el mundo: “Globalmente, la principal causa de muerte (responsable del 35% de todas las muertes maternas según la Organización Mundial de la Salud) es la hemorragia, que ocurre usualmente luego del parto. Pero la hemorragia no ocurre sólo en países con alta mortalidad materna: en 2000, fue la segunda más frecuente complicación vinculada con el embarazo entre las mujeres de Estados Unidos”. La segunda causa de mortalidad materna son los desórdenes por hipertensión.

La clave es el cuidado obstétrico: “Estos factores sugieren que un factor común clave en las tendencias de mortalidad materna, tanto globalmente como en los Estados Unidos, es el acceso a buenos cuidados obstétricos”.

Pobreza y mortalidad materna en los Estados Unidos: “Dentro de los países, los mayores porcentajes de mortalidad se encuentran entre las mujeres económicamente desaventajadas. En los Estados Unidos, por ejemplo, las mujeres negras están tres veces más expuestas a morir durante el embarazo o el parto que las mujeres blancas”.

La tendencia global: “La imagen global señala una gradual pero sostenida reducción de la mortalidad materna en la mayoría de las regiones del mundo –una mejora de salud pública global que merece un cauto optimismo-… Creemos que un foco continuo en planes nacionales y distritales para hacer el embarazo y el parto más seguro y para mejorar el tratamiento de las complicaciones obstétricas, con particular atención a las mujeres desaventajadas, incluyendo las que padecen HIV, acelerará el progreso en la próxima década”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar