Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Legislación sobre protección de la madre embarazada y su hijo

Desde el Centro de Bioética, Persona y Familia, hemos realizado un breve estudio de las normas sobre la madre embarazada y su hijo por nacer existentes tanto en el ámbito nacional como en la realidad de las distintas provincias.

El , disponible en el sitio web www.mapalegislativo.org.ar, es el instrumento de soporte del presente informe, y allí podemos encontrar una variada y numerosa legislación que hace a la seguridad materno-infantil.

Veamos algunas de estas normas en el orden nacional.

  • El Decreto 2724/02, de creación del seguro de salud materno infantil, tiene por objeto atender en forma integral y universal a la embarazada brindándole cobertura médico asistencial, mientras que el Decreto 446/11 de asignación por embarazo para protección social, instituye esta prestación, para ser abonada a la embarazada desde la décimo segunda semana de gestación hasta el nacimiento del niño o la interrupción del embarazo.
  • Por su parte, la Ley 25.273/00, establece un régimen de inasistencias justificadas por razones de gravidez para alumnas que cursaran el nivel secundario o terciario, quienes contarán de 30 inasistencias justificadas antes o después del parto pudiendo gozarlas en forma continua o fraccionada, siempre y cuando se encuentre acreditado tal extremo a través del correspondiente certificado médico.
  • La Ley 25929/04 de derechos de padres e hijos durante el trabajo de parto, comúnmente conocida como “ley de parto humanizado”, dispone que las obras sociales y de medicina privada –independientemente de su constitución-tendrán a su cargo la cobertura de las prestaciones derivadas del parto y postparto. Asimismo, consagra en favor de la mujer, ciertos derechos como recibir información sobre su estado y el del bebé, estar acompañada por persona de confianza, estar con el bebé una vez nacido, no ser sometida a intervenciones o tratamientos con fines de investigación, recibir asesoramiento sobre el cuidado de su salud y el del bebé e información sobre el beneficio de la lactancia materna y las consecuencias negativas del consumo de tabaco o alcohol durante la gestación y el amamantamiento, entre otros.
  • También –en este plano- existe legislación relacionada con ciertas cuestiones especiales vinculadas al estado de gravidez, como por ejemplo la prevención de determinadas enfermedades, la promoción de la lactancia materna y la atribución del beneficio de prisión domiciliaria para mujeres privadas de su libertad, la cual es concedida excepcionalmente y una vez observados estrictos requisitos.

En el ámbito provincial encontramos dos tendencias bien definidas: una que muestra adhesión, por lo general, a las diferentes temáticas abordadas por la normativa nacional mencionada. En ella encontramos a las provincias de Chaco, Entre Ríos, La Rioja, San Juan, San Luis y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA); mientras que la otra evidencia no sólo la adhesión de la respectiva provincia a esta normativa, sino que –a su vez- otorga además protección a otras circunstancias particulares.

Así, Catamarca, mediante la Ley 4228 de protección a la garantiza la estabilidad del empleo a la mujer durante los períodos de gestación, alumbramiento y postparto mientras que la provincia de Chubut -tanto por decreto (Nº 0577/06) como por ley (Nº 5465)-establece subsidios para las mujeres embarazadas. En igual sentido se manifiestan las provincias de Formosa y Jujuy, a través de la creación del fondo materno-infantil y Neuquén y Río Negro, a través de la adopción de distintas políticas económicas vinculadas a la protección del embarazo.

Córdoba a través de la Ley 7970, prevé la creación del banco integral de datos materno infantil que llevará el registro de la mujer embarazada y de los de 0 a 5 años que se encuentren en riesgo biológico o socio económico.

La provincia de Corrientes por la Ley 5146, instituye un Programa de Acción en favor de la salud de la mujer y el niño. El mismo contiene políticas públicas destinadas la educación, información, orientación, métodos y prestaciones de servicios que garanticen la prevención del aborto, del embarazo no deseado, la -neonatal y las enfermedades de transmisión sexual. Asimismo, Santa Cruz cuenta con un instrumento similar: el Programa Materno Infantil que dispone la implementación de un conjunto de actividades en favor de la madre y el bebé.

Por su parte, La Pampa a través de la Ley 1.724 crea la Libreta Sanitaria Materno Infantil con la finalidad de asentar en ella todos los controles médico- clínicos del embarazo, mientras que Mendoza -por medio de la Ley 74464/07 y su Decreto Reglamentario 520/12-, consagra un régimen de protección integral en caso del fallecimiento de la mujer durante el proceso de gestación y otras circunstancias que hacen a la mortalidad materna. Las provincias de Misiones y Santiago del Estero, registran legislaciones coincidentes con las anteriores.

En el mismo orden de ideas, Salta a través del Decreto 1453/2007 ha generado un Convenio Interjurisdiccional para el desarrollo de la atención primaria de la salud, con especial atención en la circunstancia del embarazo de la mujer; Santa Fe ha creado por ley, diferentes programas para atender tanto la salud materno infantil como algunas enfermedades infectocontagiosas que puedan afectar a alguno o a ambos, y Tierra del Fuego y Tucumán han instituido el llamado “Parto Humanizado”.

En conclusión, como hemos visto, el ordenamiento jurídico argentino –entendido como un todo entre Nación y provincias- contiene una riqueza importante en cuanto a la consagración formal de derechos y su instrumentación, sólo resta saber si los mismos tienen efectiva garantía e implementación en la práctica.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar