Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Estados Unidos: en los últimos 4 años, se han sancionado 231 nuevas leyes restrictivas del aborto

La protección de la vida “está en marcha” en . Entre los años 2010 y 2014 se han sancionado en total 231 nuevas leyes pro-vida, por lo que más de la mitad del país ya presenta restricciones al . Hacia finales de 2014, 27 estados presentaban restricciones fuertes al , 18 de ellos con más de cinco leyes pro-vida. Esos números han crecido mucho desde el año 2000, cuando 13 estados habían llegado a adoptar hasta cuatro restricciones, pero ninguno llegaba a cinco, como sucede en la actualidad. Solamente durante el año 2014 un total de 341 proyectos de leyes pro-vida fueron presentados en las legislaturas de 15 estados, si bien finalmente 26 se convirtieron en ley. Actualmente, más de la mitad de las mujeres estadounidenses viven en un estado que protege jurídicamente la vida del niño por nacer, y de su madre.

Estos datos surgen de un informe del Instituto Guttmacher, uno de las principales organismos dedicados a la difusión del aborto y encargado de apoyar la instrumentalización de las líneas y estrategias de trazadas por la ONU para las naciones. En su informe da cuentas del importante aumento de legislación pro-vida en las últimas décadas en aquel país.

Para Guttmacher, los estados con cuatro o cinco restricciones normativas al aborto son considerados “hostiles al aborto”. Así, para el autor del citado informe de Guttmacher en los últimos años se ha modificado el mapa geográfico de los abortos: según el Guttmacher, el Sur entero es ahora considerado hostil al “aborto”, y buena parte del Sur y del Centro-oeste es considerado “extremadamente hostil”.

La naturaleza de las leyes pro-vida sancionadas e incluidas en el informe también varía: desde la reducción y limitación de procedimientos abortivos, o la regulación más estricta de la administración de la RU-486 (o mifepristona, una droga de efectos abortivos), hasta el pedido de medidas de seguridad y de protección más saludables para las mujeres que indefectiblemente abortan.

Louisiana y Oklahoma han requerido que los abortistas sean previamente admitidos en hospitales locales. Una ley similar ha provocado que se cierren la mayoría de los Centros de Abortos practicados en Texas. Alabama fortaleció las leyes de parental. Arizona por su parte, permitió inspecciones sin previo aviso en Centros de abortos y declaró ilegal la organización de abortos para menores por parte de un adulto, sin el previo de sus padres.

Dos estados prolongaron el periodo de espera antes de realizar un aborto: de 24 a 48 horas en Alabama ya 72 horas en Missouri.

Mississipi prohibió los abortos tardíos, apoyándose en el dolor fetal. Dakota del Sur, por su parte, aquellos abortos realizados por razones de sexo: una “movida” considerada parte de la lucha por los derechos de la mujer.

El financiamiento a los abortos también fue restringido. Alaska aprobó una ley que redujo los casos en los que los dólares estatales de Medicaid podían ser utilizados para realizar abortos. Indiana y Georgia limitaron los casos en los cuales se puede contribuir económicamente a financiar abortos a través de los recargos de algunos seguros privados. Encuestas revelan inclusive que la mayoría de los norteamericanos no está de acuerdo con que parte del destino de sus impuestos sea subvencionar abortos. Dado que los legisladores restringieron la provisión de abortos, solicitaron consentimientos informados e incrementaron los estándares; el índice de abortos en la Nación ha descendido a los niveles más bajos en décadas, según el CDC.

El informe de Guttmacher también señala que el año pasado los legisladores estatales presentaron 95 proyectos de ley que buscaban ampliar el acceso al aborto. Sólo cuatro leyes fueron promulgadas. Massachusetts reemplazó una “zona burbuja” alrededor de los Centros de Aborto después de que el Tribunal Supremo revocó una ley anterior. Nueva Hampshire sancionó una ley similar. Vermont revocó una ley prohibitiva del aborto, que estaba vigente incluso desde antes del caso Roe vs Wade. Y Utah redujo algunos requisitos en los consentimientos informados.

El mismo día en que se difundió el reporte, la reconocida revista feminista Ms. Magazine advirtió acerca de una “avalancha” de propuestas pro-vida para el año 2015, especialmente para Tenesse, luego de que los legisladores aprobaron una enmienda constitucional en el pasado noviembre, la que les permitiría regular el aborto.

Informe de María Sofía Bertrán

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar