Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Disputa por la patente de la edición genética humana

En un artículo publicado en MIT Technology Review el 12 de enero de 2016, Jacob S. Sherkow explica el estado de la disputa legal existente ante la Oficina de y Marcas de los Estados Unidos por la tecnología de edición humana conocida como “-Cas9”. Esta tecnología permitiría editar el genoma de un animal o de un humano en forma eficiente y rápida y ha dado lugar a una encendida discusión ética y jurídica sobre su procedencia.

A tal debate bioético nos hemos referido con anterioridad. En cuanto a la patente de la técnica CRISPR, el primer pedido fue presentado por Jennifer Doudna de la Universidad de California, Berkeley, junto con Emmanuelle Charpentier el 25 de mayo de 2012.  Por su parte, Feng Zhang del “Broad Institute” y del MIT, requirió también que se patente la técnica el 12 de diciembre de 2012. Sin embargo, los abogados de Zhang recurrieron a un procedimiento especial y aceleraron el trámite, de modo que obtuvieron la patente primero el 15 de abril de 2014, mientras que el pedido de Doudna todavía continuaba en trámite.

Los abogados de Doudna se apuraron a presentar un recurso para cuestionar tal patente. Así, la novedad fue que el 11 de enero de 2016, un juez administrativo de la Oficina de Patentes y Marcas declaró una “interferencia” entre la solicitud de patente de Doudna que está todavía pendiente y las patentes ya concedidas a Zhang.

En virtud de esta “interferencia”, un panel de tres jueces de patentes tendrá que decidir quién se queda con los derechos sobre la técnica CRISPR-Cas9. También habrá que decidir si la patente comprende la edición genética de células animales tan solo o si también comprende a las células humanas. La decisión sobre la “interferencia” considera como parte “Senior” a Doudna, mientras que Zhang es considerada la parte “junior”. Ello tiene influencia en torno a la carga de la prueba en materia de invención: corresponderá a Zhang y sus colegas demostrar que ellos fueron los primeros en inventar la técnica. La discusión está abierta y son muchos los intereses en juego.

Recordemos que la técnica de edición genética humana puede ser utilizada tanto en células adultas como en o gametos. En especial, la modificación de la línea germinal tiene grandes reparos bioéticos, tanto por la destrucción de que conlleva, como por sus perspectivas eugenésicas. En todo caso, también para las células adultas se debe proceder con un principio de precaución, porque no se conocen las consecuencias que este tipo de edición puede tener para las futuras generaciones.

Informe de Jorge Nicolás Lafferriere

Fuente: https://www.technologyreview.com/s/545411/crispr-dispute-to-be-decided-by-patent-office/

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar