Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Estados Unidos planea autorizar el financiamiento de investigaciones con quimeras de humanos y animales

El 5 de agosto de 2016 los Institutos Nacionales de Salud (NIH) anunciaron una propuesta de reforma a las secciones IV y V de los Lineamientos para la con Células Estaminales Humanas (NIH Guidelines for Human Stem Cell Research) que permitiría evaluar y financiar ciertas investigaciones de entre animales y humanos, a través de la intervención de un comité de asesoramiento especial del Director de los NIH. La iniciativa está abierta para recibir comentarios del público hasta el 6 de septiembre de 2016.

Actualmente, los Lineamientos de los NIH (de 2009) no autorizan el financiamiento de investigaciones en las que células estaminales o células totipotentes humanas son introducidas en blastocistos (embriones de 5-7 días) de primates no humanos (IV.A), o que involucran la crianza de animales en los que se introducen células estaminales que pueden contribuir a la “línea germinal” (IV.B). Tampoco se pueden financiar la destrucción de embriones humanos que ocurre cuando se “derivan” células estaminales de tales embriones (V.A), investigaciones con células estaminales que provienen de , partenogénesis o embriones creados exclusivamente para fines de investigación (V.B).

La propuesta de reforma consiste, por un lado, en:

  • Ampliar la prohibición para que no se puedan financiar investigaciones que introducen células estaminales humanas en embriones de primates no humanos hasta el final del estadio de blastocisto (IV.A).
  • Ampliar la prohibición relativa a la “crianza” de animales, prohibiendo las investigaciones que introduzcan “células humanas” que puedan contribuir a la línea germinal de los animales (V.B). Con la modificación, la prohibición abarca toda célula humana, y no sólo la introducción de células estaminales humanas o células totipotentes humanas en animales que serán criados.
  • Se mantienen las prohibiciones sobre destrucción de embriones por derivación, y la investigación que implique clonación, partenogénesis y embriones creados sólo para fines de investigación.

Por otro lado, ahora prevé autorizar el financiamiento de las siguientes investigaciones:

  • Aquellas en las que células humanas pluripotentes se introducen en embriones de vertebrados no-humanos hasta el final de la etapa de gastrulación.
  • Aquellas en las que células humanas se introducen en mamíferos no-humanos (con exclusión de los roedores) en la etapa posterior a la gastrulación, que puedan contribuir sustancialmente o modificar funcionalmente el cerebro animal.

La consulta publicada por los NIH pide opiniones sobre este tipo de investigaciones.

 

Primeras consideraciones bioéticas:

  • Conviene comenzar aclarando que todavía no poseemos toda la información para una valoración de fondo del tema. En todo caso, nos encontramos con una iniciativa que apunta a algún tipo de “mezcla” entre animales y humanos, cruzando las denominadas barreras inter-especies.
  • Se trata de un anuncio que refiere a la posibilidad de modificar la política de financiación de investigaciones con fondos federales y por tanto, no se trata de un anuncio de efectiva realización de estos experimentos.
  • Hace unos años, Roberto Andorno expresaba que el tema de las quimeras es terriblemente complejo desde un punto de vista legal y ético porque ”no hay solamente uno, sino muchos procedimientos que pueden ser etiquetados como ‘mixturas humano-animales’, pero cuya valoración ética y legal no necesariamente es la misma. Algunos son más problemáticos que otros. No es lo mismo implantar células del cerebro humano en cerebros de monos para ver si éstos logran desarrollar habilidades humanas que introducir ciertos genes humanos en vacas para que éstas produzcan leche con las mismas propiedades que la leche materna humana” (presentación en el Coloquio “Mensch-Tier-Mischwesen”, organizado por la Deutsche Forschungsgemeinschaft,DFG, Berlín, 6 de diciembre de 2013).
  • En el anuncio de los NIH, en primer lugar está en juego la creación de quimeras, es decir, la inserción de células humanas pluripotentes en embriones de animales vertebrados hasta la etapa de gastrulación. En la gastrulación se forman tres capas de células (ectodermo, mesodermo y endodermo) que dan lugar al surgimiento de los distintos tipos de órganos y tejidos. Esas células totipotentes pueden dar lugar al surgimiento de todo tipo de tejidos en el animal, incluyendo gametos. Esta creación de quimeras genera gran preocupación por la mezcla de especies que significa. Estamos ante un escenario de creación de mezcla de genoma animal y humano de imprevisibles consecuencias. Los NIH sostienen que no se permitirá que estas quimeras se desarrollen y den lugar al nacimiento de un ser, pero ello puede no ser efectivamente controlado, máxime considerando que la prohibición refiere a la financiación de investigaciones.
  • Además, si el objetivo es que esas quimeras produzcan tejidos humanos, nos encontramos ante una mezcla de genomas cuyas consecuencias ignoramos.
  • La otra técnica que se estaría autorizando es la de introducir células humanas en el cerebro de mamíferos para ver qué modificaciones se producen. Nuevamente aquí nos encontramos con graves riesgos de creación de animales con elementos humanos tan cruciales como sus células cerebrales. Este punto despierta no pocas preocupaciones éticas.
  • Se puede citar la opinión de la Iglesia Católica en la instrucción Dignitas Personae (2008) que afirma: “Los intentos de hibridación. 33. Recientemente se han utilizado óvulos de animales para la reprogramación de los núcleos de las células somáticas humanas –generalmente llamada clonación híbrida– con el fin de extraer células troncales embrionarias de los embriones resultantes, sin tener que recurrir a la utilización de óvulos humanos. Desde un punto de vista ético, tales procedimientos constituyen una ofensa a la del ser humano, debido a la mezcla de elementos genéticos humanos y animales capaz de alterar la identidad específica del hombre. El uso eventual de células troncales extraídas de esos embriones puede implicar, además, riesgos aún desconocidos para la salud, por la presencia de material genético animal en su citoplasma. Exponer conscientemente a un ser humano a estos riesgos es moral y deontológicamente inaceptable”.
  • Otro principio fundamental en esta materia es el de precaución, que señala el deber de no realizar aplicaciones biotecnológicas cuando existen indicios serios de que pueden causar graves daños al ser humano o al medio ambiente.
  • Otro aspecto de preocupación es la incidencia de estos experimentos sobre los animales y su protección contra sufrimientos innecesarios y crueles.

Es de esperar que en este tiempo abierto a la consulta pública se introduzcan elementos que permita revertir todo lo que afecta la dignidad humana y de la creación.

Informe de Jorge Nicolás Lafferriere

Nota: esta nota incluye algunas correcciones de redacción en relación a una primera versión del boletín que fuera publicada y enviada por mail el 15 de agosto de 2016.

Fuentes: https://www.federalregister.gov/articles/2016/08/05/2016-18601/request-for-public-comment-on-the-proposed-changes-to-the-nih-guidelines-for-human-stem-cell

http://dailysignal.com/2016/08/05/what-could-go-wrong-with-the-governments-proposal-to-put-human-cells-in-animal-embryos/

https://world.wng.org/2016/08/ethicists_nih_can_t_be_trusted_to_police_chimera_research

http://www.sciencemag.org/news/2016/08/nih-moves-lift-moratorium-animal-human-chimera-research

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar