Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Del día 14 al día 28: acomodando el inicio de la vida humana a los intereses biotecnológicos

Modificar las normas británicas que impiden investigar sobre embriones humanos más allá del día 14 y permitir la investigación hasta el día 28 fue una de las propuestas debatidas el pasado 7 de diciembre de 2016 en la Conferencia Anual del “Progress Educational Trust” en Londres.

La Conferencia tuvo por título “Repensando la ética de la investigación embrionaria: edición , los 14 días y más allá” (“Rethinking the Ethics of Embryo Research: Genome Editing, 14 Days and Beyond”).

Las razones: La propuesta es defendida, entre otros, por Simon Fishel, quien dirige CARE Fertility Group, sosteniendo que traería muchos beneficios para la investigación médica de anormalidades del desarrollo, tumores y pérdidas de embarazos, según informó The Guardian. Por su parte, el profesor Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick de Londres, argumentó que la posibilidad de extender la investigación más allá del día 14 permitiría indagar más en el proceso de gastrulación y en el plan de formación del cuerpo humano a través de las tres capas básicas que se forman en ese momento: el endodermo, el mesodermo y el ectodermo y que son las fundaciones biológicas de los tejidos de pulmones e intestinos, músculos y sangres y el sistema nervioso.

Los pedidos para extender el límite encontraron un apoyo en tanto se afirma que por primera vez se ha logrado mantener vivo en laboratorio a un hasta el día 13 de su desarrollo. La profesora Magdalena Zernicka-Goetz  lideró ese grupo de investigación y fue una de las expositoras de la Conferencia. En su intervención pidió que se extienda una semana más el límite.

Otro elemento de presión para correr el día de protección de la vida es la posibilidad de editar el genoma de los embriones y así continuar experimentando durante las primeras etapas de la vida. Una de las expositoras en la conferencia fue Kathy Niakan, primera investigadora que cuenta con licencias para hacer uso de la técnica de edición genética humana en embriones.

El origen del límite del día 14: También expuso Mary Warnock, baronesa que lideró el informe que en 1984 determinó el día 14 como límite para las investigaciones en embriones humanos, que luego fue seguido por la legislación británica en 1990 y ha tenido influencia en muchos otros países. Warnock se opuso a extender el límite del día 14, pero por razones políticas. En su exposición reconoció que el límite del día 14 fue algo arbitrario y que podía estar entre el día 13 o 15, y que prefirieron fijar un día fijo para que pueda ser aplicada la ley en forma segura.

Por su parte, Sally Cheshire, quien dirige la agencia que regula a las instituciones que realizan técnicas de (Human Fertilisation and Embryology Authority), expresó que Gran Bretaña no está preparada para extender el límite de 14 días que actualmente limita la investigación con embriones humanos.

 

Una reflexión bioética y jurídica

La propuesta de extender el límite para investigar sobre los embriones humanos hasta el día 28 deja en evidencia varias realidades que subyacen a la expansión de las aplicadas a la vida humana naciente:

  • La propuesta resulta contraria a principios fundamentales del derecho y la bioética, especialmente al principio de respeto de la humana y la inviolabilidad de la vida humana.
  • La postura que sostiene que hay que permitir la investigación sobre embriones humanos hasta el día 14 tiene que ser revisada, pero no para extenderla, sino para derogarla y exigir que no se permita el descarte o la investigación sobre embriones humanos en ningún momento desde la fecundación.
  • Respecto a la discusión sobre cuándo comienza la vida humana se advierten dos tendencias preocupantes: por un lado, las exigencias de la biotecnología llevan a relegar toda preocupación por el estatuto moral del embrión humano y de esta forma se va consolidando una mentalidad materialista que pierde todo respeto por la inviolabilidad del cuerpo humano y considera a la vida como material biológico disponible y utilizable en función del ideal del progreso. Por otro lado, no se duda en acomodar los límites jurídicos para las investigaciones a las exigencias de los intereses biotecnológicos, soslayando cualquier consideración ética.
  • El famoso “día 14” que ha dado lugar a tantas discusiones y propuestas legislativas se revela como un límite fijado de forma arbitraria y que no indica un cambio sustancial en el embrión humano que justifique considerar que allí comienza la vida humana.
  • Esta propuesta demuestra también las endebles bases científicas de las posturas jurídicas que sostienen que la protección jurídica del embrión debe comenzar con la implantación. En este sentido, en América el ejemplo más notable de manipulación de la vida humana en función de intereses biotecnológicos es el fallo “” de la de , que sostuvo que el término “” debía ser interpretado como coincidiendo con el de “implantación”. Estas sentencias y leyes que han buscado seguir las demandas de la biotecnología no están basadas en una consideración del embrión en sí mismo, sino que manipulan el momento en que comienza la protección jurídica de la vida a fin de generar las condiciones jurídicas que son favorables a las biotecnologías. Y como las exigencias de esta industria biotecnológica van cambiando y son cada vez mayores, entonces también cambian las protecciones o desprotecciones que recibe el ser humano.
  • La arbitrariedad de las posturas que sostienen que la vida comienza en el día 14 o 28 deja en evidencia la coherencia y solidez de la postura que sostiene que la vida humana comienza con la fecundación. En ese momento se conforma un nuevo individuo de la especie humana, que se diferencia de su padre y su madre, y que tiene la dignidad de la persona humana. En el momento de la fecundación se forma el cuerpo y los pasos posteriores de desarrollo no son más que etapas de crecimiento de una entidad que permanece idéntica a sí misma y que crece bajo reglas de autonomía, coordinación y gradualidad.

 

Es inadmisible que el comienzo de la protección de una vida humana pueda ser acomodado a los intereses biotecnológicos. Ante el avance del poder biotecnológico, es necesario reforzar los bastiones jurídicos que defienden la dignidad de la persona humana desde el primer momento de su existencia en la fecundación.

Informe de Jorge Nicolás Lafferriere

 

Fuentes:

http://www.progress.org.uk/conference2016 https://www.theguardian.com/society/2016/dec/04/row-over-allowing-research-on-28-day-embryos

http://www.thetimes.co.uk/edition/news/fertility-watchdog-refuses-to-extend-embryo-time-limit-h8lg9q6h6

http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-4011872/Scientists-calling-14-day-limit-experiment-human-embryos-doubled.html

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar