Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El empoderamiento económico de la mujer no depende del acceso al aborto. Informe sobre las últimas sesiones de Naciones Unidas

El 24 de marzo de 2017 culminó el sexagésimo primer período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la (CSW61) de Naciones Unidas.

El evento se inició desde el día 13 y se desarrolló en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, reuniendo a miles de mujeres representantes de la sociedad civil organismos internacionales y gobiernos.

El tema principal era “El empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo”.

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es el principal órgano internacional intergubernamental dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Durante casi dos semanas de exposición, se discutieron soluciones y se negoció un documento conjunto adoptado por los países miembros sobre los temas que afectan directamente a las mujeres, e indirectamente a la familia y a la sociedad.

En este documento que se adopta cada año se exponen sus objetivos y proyectos. Es lo que se conoce como Agreed Conclusions o Conclusiones Acordadas, después de un proceso de negociación entre los países que lideran la Comisión (ver aquí  la versión provisional en español http://undocs.org/es/E/CN.6/2017/L.5).

Durante la administración Obama, Estados Unidos y la Unión Europea estaban de acuerdo en promover en los países en vías de desarrollo un enfoque de la salud que incluye un supuesto “derecho al ” como elemento irrenunciable para la mejora de las condiciones de vida de las mujeres.

Este año Estados Unidos ha expresado que queda sujeto a los compromisos asumidos en la Declaración de Beijing y su programa de Acción, dejando en claro que los documentos de Beijing no crean nuevos derechos internacionales, es decir no se incluye ningún “derecho” al aborto y por lo tanto Estados Unidos no apoya el aborto en su programa de salud reproductiva (Explicación de la posición ante las Conclusiones Acordadas https://usun.state.gov/remarks/7724).

Si bien la ideología de género tiene bastante influencia en este organismo internacional desde Beijing y El Cairo, las conclusiones acordadas en el documento final fueron bastante satisfactorias para la vida y la familia.

Se puede ver que el documento final conjunto de este año, las Conclusiones Acordadas, omite cualquier referencia al aborto, entendiéndose así la asistencia médica para la salud sexual y reproductiva de acuerdo con los documentos previos de Naciones Unidas, que establecen que el aborto no es un derecho.

El acuerdo reconoció la importancia social de la maternidad, la paternidad, la condición de madre y la condición de padre y el papel de los padres en la crianza de los hijos, instando a  promover la licencia por maternidad, paternidad o parental paga y prestaciones de seguridad social adecuadas tanto para mujeres como para hombres.

La Comisión reconoció que se deben promulgar o fortalecer y aplicar leyes y marcos regulatorios que garanticen la igualdad y prohíban la discriminación contra la mujer en el mundo del trabajo, por razones de embarazo o maternidad.

En el campo educativo se propuso asegurar que las adolescentes, madres jóvenes, así como madres solteras puedan reanudar y finalizar su educación.  También establecer mecanismos para medir el valor del trabajo doméstico no remunerado y de cuidados para calcular su contribución a la economía nacional.

Durante las sesiones de este período se llevaron a cabo también otros eventos paralelos, o “Side Events”, donde diversos grupos y ONGs exponían temáticas en torno a la mujer y su entorno laboral.

Entre ellos, la Plataforma “Women of the World” destaca lo siguiente:

  • La coalición “Stop Surrogacy Now” contra los vientres de alquiler transmitió en directo vía Facebook los testimonios de mujeres que han sido víctimas de esta explotación reproductiva, así como la intervención de expertas en la materia.
  • El Center for Family and Human Rights (C-Fam) organizó un evento especial sobre el rol clave de la familia natural para la protección y prevención del tráfico de personas.
  • Turquía organizó un evento sobre conciliación en el que la parlamentaria Ayse Dogan destacó el gran impacto de la mujer en la economía y en la vida familiar. Las mujeres turcas están autorizadas a trabajar seis meses a tiempo parcial con el sueldo de jornada completa tras la licencia de maternidad. El “Proyecto Abuela” busca para apoyar económicamente a las mujeres mayores que cuidan de sus nietos.
  • En la delegación de Hungría, destacó Su Excelencia Katalin Bogyay, quien es simultáneamente embajadora, madre y esposa, piensa que necesitamos modelos femeninos que motiven a lograr nuestro máximo potencial en el trabajo y la familia, por lo que formó un distinguido panel de mujeres reales como Judit Polgár campeona de ajedrez o Verónica Berti, esposa y directora de la Fundación Andrea Bocelli.
  • Otro evento paralelo promocionado por Haro de Suecia y la Federación Europea de Mujeres Activas en la Familia se titulaba “Las madres crean valor, pero no son valoradas”
  • Construye Observatorio Regional para la Mujer de América Latina y el Caribe AC patrocinó el evento “Joven, Mujer, Profesional y Madre”.
  • Otro evento complementario “El rol crítico de la maternidad: valorando el trabajo no remunerado en el hogar” fue patrocinado por Santa Lucía, UN Family Rights Caucus, Azzahrae Morrocan Women’s Forum y la plataforma Women of the World.
  • La Santa Sede patrocinó el evento “La distinción del trabajo de la mujer y su empoderamiento”, donde Mary Rice Hasson, Directora del Centro de Política Pública y Ética, profundizó sobre el empoderamiento de la mujer en el trabajo a la luz de su dignidad femenina y Andrea Picciotti-Bayer, abogada, madre de diez hijos, abordó la perfección integral de la mujer en y a través de su Trabajo.

Informe de Selva Contardi24

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar