Las tres demoras en atención obstétrica que incrementan la mortalidad materna

Entre los determinantes de la mortalidad materna, un estudio realizado en 1997 por Deborah Maine, Murat Z. Akalin, Victoria M. Ward y Angela Kamara (Universidad de Columbia) titulado "Diseño y evaluación de programas para mortalidad materna" ofrece un interesante análisis de “tres demoras” vinculadas con la atención de las emergencias obstétricas que resulta valioso traer a colación con motivo de los debates sobre maternidad vulnerable:

1) Demora en tomar la decisión de buscar ayuda

2) Demora en llegar a la instalación de tratamiento

3) Demora en recibir el tratamiento adecuado en la instalación.

El trabajo citado profundiza otro anterior de Maine publicado en 1991 bajo el título “Safe Motherhood Programs: Options and Issues”. En el texto de 1997, se proponen indicadores para analizar cómo funcionan los servicios de salud en este punto.

El punto de partida del trabajo es que siempre habrá una proporción de mujeres embarazadas que desarrollará complicaciones obstétricas, que en su mayoría no pueden ser prevenidas ni evitadas y que por ello lo decisivo es la rapidez en la atención de las complicaciones obstétricas de emergencia para salvar las vidas de esas madres embarazadas. El trabajo explica que aunque en un lugar funcionen los servicios, cuando una mujer embarazada sufre una complicación obstétrica, estas demoras en buscar ayuda, llegar al centro de salud o recibir atención pueden resultar fatales.

En cuanto a los factores a tener en cuenta para determinar las causas de las demoras, el trabajo señala los siguientes:

  • Falta de información sobre los centros de salud
  • Distancia al centro de salud,
  • Disponibilidad, costo y eficiencia del transporte
  • Costo de la atención de salud
  • Calidad de la atención
  • Factores socio-culturales como la autonomía de las mujeres
  • Accesibilidad de las instalaciones de salud
  • Número de personal capacitado
  • Disponibilidad de medicamentos y suministros
  • Condiciones generales del centro de salud

A partir de este análisis, el trabajo enumera cuestiones que se necesita saber para tener una política eficiente en materia de mortalidad materna:

  • ¿Están disponibles los servicios que salvan vidas?
  • ¿Cuántas mujeres utilizan los servicios que salvan vidas?
  • ¿Cuántos procedimientos de salvar vidas se llevan a cabo?
  • ¿Cuál es la calidad de la atención brindada?
  • ¿Cómo se pueden mejorar los servicios?
  • Cómo se puede mejorar la utilización de los servicios por parte de la comunidad?
  • ¿Cuáles son los costos de expandir/mejorar los servicios existentes para brindar atención a las complicaciones obstétricas de emergencia?

Esta breve reseña de las “demoras” se circunscribe a la atención de las complicaciones obstétricas de emergencia y no entra en otros temas como el del aborto, en el que tenemos diferencias con el trabajo citado. En todo caso, este modelo de las tres demoras, junto con otros programas y estudios sobre los determinantes de la mortalidad materna, como los que desarrolla el Melisa Institute, permite advertir la importancia que tienen las acciones orientadas a mejorar la prestación de servicios básicos para responder a los problemas de la mortalidad materna.