Análisis del Presupuesto 2023 en Argentina en relación al aborto y la maternidad vulnerable

El 15 de septiembre de 2022 se presentó en el Congreso de la Nación Argentina el Presupuesto para el ejercicio 2023 (Mensaje 035/22 – T.P. 141/22 – Cámara de Diputados de la Nación). En este boletín presentamos una breve descripción sobre la forma en que son abordados algunos temas críticos.

1. Líneas prioritarias en Salud

El Ministerio de Salud cuenta con cuatro Secretarías: Equidad en Salud, Acceso a la Salud, Calidad en Salud y Gestión Administrativa; y una Unidad de Gabinete de Asesores

Según el Presupuesto, en su anexo correspondiente a la Jurisdicción 80 (Ministerio de Salud), las líneas prioritarias que el Ministerio se propone trabajar son:

– Sistema de Salud, con el objetivo de integrar el Sistema de Salud para una construcción federal…

– Salud Mental, con el objetivo de implementar y articular políticas públicas con perspectiva federal, destinadas al cuidado y atención integral de la salud mental de la población para todas las etapas de la vida…

– Atención Primaria de la Salud, con el objetivo de implementar la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS)…

– Acciones Territoriales, con los objetivos de coordinar las estrategias y acciones de abordaje territorial a desarrollar en el marco de la estrategia de “una salud” (salud humana, ambiental y animal)…

– Alimentación Saludable, con el objetivo de implementar la Ley N° 27.642 de Promoción de la Alimentación Saludable…

– COVID-19, con el objetivo de desplegar todas las acciones necesarias para prevenir, prestar cuidados, mitigar y contribuir con las jurisdicciones provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) en la asistencia a los pacientes con COVID-19 y en la mitigación de las consecuencias pos enfermedad.

– Ley N° 27.610 de Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, con el objetivo de articular acciones con las jurisdicciones provinciales y la CABA para el cumplimiento efectivo de la ley, poniendo en valor el derecho a una salud sexual integral.

– Ley N° 27.611 de Atención y Cuidado Integral de la Salud Durante el Embarazo y la Primera Infancia (1.000 Días), con el objetivo de articular acciones con las jurisdicciones provinciales y la CABA para el cumplimiento efectivo de la ley que resguarda el derecho a la salud de las personas gestantes y de los niños y niñas en sus primeros años de vida.

– Impulso a la formulación y ejecución de políticas de género y diversidad a través de la implementación de la Ley N° 26.743 de Identidad de Género, que involucra la compra y distribución de insumos para esta población destinataria que incluye las cirugías de modificación corporal, así como también la conformación de espacios participativos con la sociedad civil y su articulación con programas, servicios o equipos profesionales a nivel federal.

– Impulso de una agenda estratégica de salud digital para contribuir a la toma de decisiones y la gestión sanitaria a través del uso de nuevas tecnologías.

En particular, la Secretaría de Acceso a la Salud tiene, entre sus ejes estratégicos, el de “implementar las acciones necesarias para contribuir al cumplimiento efectivo de las Leyes Nros. 27.610 y 27.611 en todo el territorio nacional”.

2. Salud sexual y Procreación Responsable

En el ámbito de la Secretaría de Acceso a la Salud funciona el programa 25 para el “Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable”.

Este Programa involucra tanto la distribución de anticonceptivos como la promoción del aborto.

Reiterando lo dicho para el presupuesto anterior, en el proyecto de Presupuesto se afirma: “En cumplimiento de la Ley N° 27.610, el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, a cargo de la Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, tiene entre sus principales acciones gestionar estrategias para fortalecer el acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo, y articular acciones y estrategias con otras áreas del Ministerio para fortalecer el acceso a la anticoncepción inmediata post evento obstétrico y mejorar la calidad de la atención post aborto. A su vez, distribuye insumos a efectores de salud pública entre los que se encuentra la medicación misoprostol para cubrir a las personas con capacidad de gestar para el acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo, y posee una línea de consultas por interrupción legal del embarazo para brindar información y remover barreras de acceso a los servicios de salud de todo el país”.

En lo que hace a la anticoncepción, el Programa estima que para 2022 el objetivo es alcanzar y dar cobertura con tratamientos anticonceptivos al 58% de la población elegible (es decir, mujeres no embarazadas de 15 a 49 años con cobertura del subsistema de salud pública y varones de 15 a 64 años con la misma cobertura). En 2022 el objetivo había sido cobertura del 90% de la población elegible.

En el Anexo del proyecto correspondiente al Ministerio de Salud, se señala que “una de las principales acciones del programa se focaliza en el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional (ENIA), el cual reconoce el impacto que el embarazo no intencional tiene en la vida de las/os adolescentes, así como el derecho de ellas y ellos a tener una vida sexual libre y plena sin discriminaciones de género, a tomar decisiones informadas en virtud de su autonomía progresiva, y a crecer y desarrollarse en entornos libres de violencia, en el marco de un clima cultural propicio que facilite el ejercicio de esos derechos. La respuesta del Plan ENIA se basa en un enfoque de derechos, género y equidad social, y en los derechos reconocidos en el marco normativo de Argentina”.

En lo que hace al aborto, las acciones que se propone el programa son: “fortalecer el acceso a la interrupción legal del embarazo (ILE) en base a la mejor evidencia científica y al marco normativo vigente”.

En 2023 se proyecta distribuir 25.300.000 preservativos y entregar tratamientos en Salud Sexual y Reproductiva en una cantidad de 10.800.00. En 2022 se habían proyectado 21.505.000 preservativos y 9.095.000 tratamientos y en 2021, 25.300.000 preservativos y entregar 10.800.000 tratamientos. El presupuesto no aclara qué engloba la unidad de medida “tratamiento entregado”, si incluye o no abortos o qué tipo de anticonceptivos.

El presupuesto 2023, a diferencia de los anteriores, explicita las metas en relación al plan ENIA y a la cantidad de abortos. En efecto, para 2023 se indica que se distribuirán, además de los indicados, 65.000 tratamientos como “métodos anticonceptivos de larga duración para adolescentes (Plan Enia)”.

Por su parte, para 2023 se proyecta distribuir “medicamentos para la interrupción voluntaria del embarazo (ley 27610)” por un total de 100.000 tratamientos distribuidos.

Desde el punto de vista de los recursos, los fondos para el Programa de Prevención del Embarazo Adolescente para 2023 ascienden a $2.215.782.686, lo que significa un aumento de 232% con relación a 2022 ($ 954.262.609) y para el Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable, $ 5.675.727.682. Esto significa un aumento del 220% en comparación con 2022, que fueron $ 2.577.117.240.-

En 2021, estas cifras habían sido $ 800.534.813 (Embarazo Adolescente) y $ 1.824.052.247.- (Salud Sexual).

3. El Programa de los 1000 días

a) Total de gastos del Plan 1000 días

En el mensaje que acompaña el articulado del proyecto de ley de Presupuesto 2023, se informa que se ha realizado una tarea de catalogación de los gastos vinculados al Plan 1000 días. Según ese mensaje, los gastos de este Plan para 2023 totalizarían 320.096 millones de pesos, según el siguiente detalle:

-En el ANSES: Asignación Universal por Hijo y Embarazo, $102.654 millones; Asignaciones Familiares (parte proporcional correspondiente a menores de 3 años y niños por nacer), $83.180 millones; Complemento Nutricional 1000 días $15.416 millones.

-En el Ministerio de Desarrollo Social: Tarjeta Alimentar menores de 3 años, $61.572 millones; Apoyo Plan Nacional de Primera Infancia, $662millones.

-En el Ministerio de Salud: Acciones varias $52.162 millones (aunque no aclara cómo se desagrega esta cifra).

-En el Renaper: DNI menores de 3 años $ 3.647 millones.

-En el SENNAF: Promoción y Asistencia a Espacios de Primera Infancia $ 803 millones.

Algunos programas ya estaban en 2022, como por ejemplo el de Apoyo al Plan Nacional de Primera Infancia, que incluía también lo del SENNAF y que tenía en 2022 una partida de $4.866 millones. En todo caso, resulta difícil el seguimiento interanual por las variaciones que se introducen en la manera de catalogar el gasto. Además, algunas de las sumas indicadas como imputables al Plan 1000 días corresponden a estimaciones, según se lee en el Mensaje para el caso de Asignaciones de ANSES, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Salud, RENAPER, SENNAF: “se han estimado los gastos atribuibles al Plan 1000 días en base a las estadísticas de cobertura de menores de 3 años y niñas y niños por nacer” (Mensaje, p. 113).

b) El Plan 1000 días en el Ministerio de Salud

En relación específica al Ministerio de Salud, en el proyecto de presupuesto, en la jurisdicción 80 (Ministerio de Salud) se afirma:

“La Ley N° 27.611 creó el “Plan de los 1000 días” con el fin reducir la mortalidad, la malnutrición y desnutrición, promoviendo el cuidado integral de la salud y la vida de las personas gestantes, niños y niñas en los primeros tres años de vida, protegiendo y estimulando los vínculos tempranos y el desarrollo, y garantizando el goce efectivo del derecho a la salud y una vida libre de violencias”.

“El Plan está liderado por una Unidad de Coordinación Administrativa que funciona en el ámbito del Ministerio de Salud, integrada por representantes de los ministerios de Mujeres, Géneros y Diversidad; Desarrollo Social, incluida la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia; y Educación; la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES); la Dirección Nacional del Registro Nacional de las Personas (ReNaPer) y el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales. Se prevé la provisión pública y gratuita de insumos esenciales durante el embarazo y para la primera infancia, coordinando y ampliando los programas que ya existen, creando un sistema de alerta temprana de nacimientos e impulsando un certificado de hechos vitales con el objeto de garantizar el derecho a la identidad de las niñas y niños recién nacidos. Entre los insumos a adquirir y distribuir se incluyen medicamentos esenciales (Botiquín 1000 días), el kit de sueño seguro, compuesto por cuna-moisés, colchón, sábanas, frazadas, ropa y mochila, aparatología, cómo ecógrafos y equipos de digitalización de diagnóstico por imágenes, incubadoras, equipos para luminoterapia, hipotermia, monitores fetales, bombas eléctricas y manuales de extracción de leche, oxímetros, detectores de latidos fetales, bolsas de reanimación infantil, reanimadores neonatal y oftalmoscopios, también se distribuirán a todas las jurisdicciones vacunas, fórmulas alimentarias y leches medicamentosas”.

“Asimismo, se llevarán a cabo acciones tendientes a promover la integralidad en la atención de las personas gestantes y sus niños de hasta tres años a través de promover el acceso a la información, el acompañamiento a niñas y adolescentes embarazadas, la prevención de la prematurez, el abordaje de situaciones de vulnerabilidad y situaciones críticas, el diseño de protocolos de actuación para diversas situaciones (parto respetado, diversidad cultural, primera hora de vida, entre otros), el desarrollo de un plan de sensibilización y capacitaciones, entre otras acciones”.

Esta línea de acción se concreta a través del programa 17 que se titula “Abordaje por curso de vida” en la misma Secretaría y es el encargado de las acciones del Plan 1000 días. Entre los objetivos del programa se mencionan: “Proveer de manera pública y gratuita los insumos fundamentales para las personas gestantes durante el embarazo y para los niños y las niñas hasta los 3 años (Plan 1000 Días)” y “Brindar protección en situaciones específicas de vulnerabilidad, procurando la organización de servicios de salud para los niños y las niñas con necesidad de cuidados especiales en sus primeros años, como ser personas que cursen embarazos de alto riesgo, mujeres u otras personas gestantes en situación de violencia por razones de género, y niñas y adolescentes embarazadas”.

Para esta parte del Programa 1000 días (Actividad 08 del Programa 17 del Ministerio de Salud) en 2023 se presupuestan $1.979.957.158. Esto significa una disminución nominal del 26,3% en comparación con 2022 (en que se habían presupuestado $ 2.683.170.324.-). Cabe aclarar que no se puede saber con precisión si hay aumentos en otras áreas que también se atribuyen al Plan 1000 días, como antes indicamos.

Cabe señalar que todo el Programa 17 en 2022 tenía un presupuesto total de $ 11.009.996.909.- mientras que en 2023 el presupuesto del programa es $ 8.842.589.957.-

Como hemos visto, en el Mensaje de elevación, el Poder Ejecutivo afirma que en el ámbito del Ministerio de Salud habría varias acciones que responden al Plan 1000 días y que totalizarían $ 52.162 millones. Sin embargo, no se aclara cómo se desagrega ese número, lo que dificulta el análisis comparativo con el año anterior.

c) Una novedad en el ANSES

En el marco del presupuesto del ANSES (Jurisdicción 850 – Entidades), además de las partidas vinculadas con las asignaciones familiares, aparece una novedad que son las acciones de nutrición en el marco del Plan 1000 días, que se afirma buscan alcanzar 768.304 beneficiarios con una asignación anual de $15.416 millones.

4. Técnicas de Reproducción Humana Asistida

También bajo el Programa 17 de “Abordaje según curso de vida” del Ministerio de Salud encontramos las acciones vinculadas con las técnicas de reproducción humana médicamente asistida. Se señala: “El enfoque de curso de vida inicia en la reproducción medicamente asistida, es decir, el garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida. Quedan comprendidas las técnicas de baja y alta complejidad, que incluyan o no la donación de gametos y/o embriones. También se incluyen la crio-preservación de gametos por oncofertilidad”. Para esta acción, en 2023 el presupuesto es de $ 177.395.126.- Esto significa un aumento de 454% en comparación con el año 2022 (en que se habían presupuestado $ 39.004.772.-) y un aumento del 2678% en comparación con el año 2021 ($ 6.622.932.-).

5. Algunas reflexiones finales

El Presupuesto 2023 reitera lo sucedido con el presupuesto 2022 en tanto se incluye el aborto legalizado como prestación. Se advierte un aumento significativo del número anual de abortos planificados por el gobierno nacional, pues se fija una meta de 100.000 abortos por medicamentos. Además, se advierte un fuerte incremento de las partidas presupuestarias de Salud Sexual y Procreación Responsable.

Nuevamente el aborto es priorizado por el Ministerio de Salud como parte de una política pública.

Paralelamente, se presentan de manera unificada las partidas correspondientes al Plan 1000 días, aunque algunas de ellas son iniciativas que ya estaban presentes en anteriores versiones del presupuesto y las partidas no están suficientemente identificadas como para poder realizar un mejor análisis comparativo con el año anterior. Una novedad es la aparición de una partida específica del ANSES para acciones de nutrición en el marco del Plan 1000 días.

Se advierte la continuidad de programas y acciones vinculados tanto con la anticoncepción, como con las técnicas de reproducción humana asistida, con aumentos en sus asignaciones.

Informe de Jorge Nicolás Lafferriere

Fuente: https://www.hcdn.gob.ar/secparl/dsecretaria/s_t_parlamentario/2022/tp_141.html