Instituto de Bioética de la Universidad Católica Argentina publica “Reflexiones sobre el Covid-19”

El Instituto de Bioética de la Pontificia Universidad Católica Argentina, dirigido por el P. Rubén Revello, ha publicado el 30 de marzo de 2020 las reflexiones de tres autoridades de la Universidad sobre las implicancias bioéticas de la pandemia que atraviesa el mundo.

En primer lugar, encontramos la nota del Dr. Miguel Schiavone, Rector de la Universidad, titulada “La Salud Pública no tiene fronteras, pero visibiliza inequidades” y que se refiere a las inequidades sociales, el acceso a la salud pública y la solidaridad en tiempos de pandemia. Afirma el Rector: “Evidentemente el virus puede llegar a cualquier persona, pero la exposición a riesgo no es la misma, especialmente cuando se parte de condiciones socioeconómicas distintas. Las crisis como es el caso de las pandemias se encargan de poner delante de nuestros ojos las inequidades en las que estábamos ‘acostumbrados’ a convivir”. Luego de pasar revista a las críticas situaciones de salud que atraviesa la parte más vulnerable de nuestro país, el Rector concluye: “La preocupación por el otro no es un tema que caracteriza a la sociedad actual, pero el miedo a que la enfermedad llegue a todos los hogares está tomando una fuerza tal que impulsa al hombre a ser más solidario. Solo en estos momentos nos damos cuenta que la enfermedad del otro puede ser nuestra enfermedad, que el dolor del otro es nuestro dolor, que el otro es necesario para nuestra propia vida. Deseo profundamente que este temor que impulsa la solidaridad de estos momentos, se transforme en una verdadera virtud que cambie la forma de relacionarnos en el nuevo mundo que veremos cuando la epidemia decline”.

Por su parte el Mg. Dr. Gerardo Perazzo, Coordinador del Instituto de Bioética, se ocupa de poner de relieve la importancia del cuidado de los trabajadores de la salud en este contexto en un trabajo titulado “Cuidando a los que nos cuidan. Ética institucional en el marco del COVID-19”. Formula propuestas concretas en este sentido, que incluyen desde proporcionar equipamiento adecuado de Protección Personal hasta controlar que tengan cubiertas las necesidades básicas durante la atención general, de urgencias o específica (dormir, higiene, comida, agua, alimentación saludable) con especial atención a la cantidad de horas de trabajo, los apoyos desde el equipo de salud mental, el cuidado de los profesionales de la salud con mayor riesgo de contagio, debido a factores como la edad o las condiciones de salud subyacentes, y los estudiantes y de los residentes.

COVID-19. Aún estamos a tiempo” es el título del texto del Mg. Dr. Lenin de Janon Quevedo, Director de la carrera de medicina de la UCA, quien resume una serie de recomendaciones a fin de poder hacer frente a este escenario con los escasos recursos que poseen los sistema de salud. En su texto, enfatiza la importancia de tomar medidas a tiempo, para evitar llegar a la situación de catástrofe en que se presenta el dilema de tener que elegir qué vidas salvar. Teniendo presente que “toda persona independientemente de su edad o capacidad funcional merece acceder a la atención médica y demás cuidados de salud”, se presenta una síntesis de recomendaciones éticas para tomar decisiones en estos tiempos de pandemia. Un punto decisivo de su escrito señala que, “ante el colapso del sistema de salud y la necesidad de distribuir recursos escasos, la admisión a áreas de cuidados de mayor complejidad debe hacerse conforme al principio de ―salvar al mayor número de vidas y a la mayor cantidad de vida‖ siempre bajo el criterio prudencial. La edad y el estado funcional no pueden ser los únicos criterios de evaluación. Este abordaje debe ser común para los enfermos con, o sin, COVID-19 durante el tiempo que dure la pandemia”. Recuerda la importancia de los cuidados paliativos y el trabajo en red entre los establecimientos de salud, entre otras recomendaciones.

Los invitamos a leer los textos completos de los tres trabajos en:

http://uca.edu.ar/es/noticias/comunicaciones-sobre-el-covid-19